viernes, 25 de septiembre de 2009

Carta abierta al "Señor" Vicente Molina Foix

Anteriormente admirado señor Vicente Molina Foix:
Han pasado un par de días desde que leyera "eso". He estado pensando si escribir esta entrada o no, y al final, quitándole tiempo al trabajo de "monigotero" que da de comer a mi hija, me he decidido a escribir.
No por indignación, ni por calentón, ni por rebatir "sus" opiniones; si no para contarle lo sufrido que es dibujar historietas.
"Usted" no sabe la de horas que hay que echar delante del tablero para sacar una página en condiciones, ni sabe del elevado nivel de calidad que se autoimponen muchos dibujantes (no sólo me refiero a los dibujantes de estilo naturalista o realista, si no a todos en general). No sabe la de horas que hay que pasar practicando, estudiando anatomía, observando las pinceladas de los maestros de la pintura, del cómic o del dibujo (en mi carpeta de documentación hay muchos bocetos de Leonardo) como si se hiciese al completo la carrera de Historia del Arte o de Bellas Artes.
Tampoco concibe como hay que analizar, desmenuzar, despiezar, las películas, novelas, obras de teatro, etc, que vemos para que nuestra narrativa sea fluida, para que el encuadre de los planos no pierda al lector, para que la historia quede interesante... vamos, más complejo que hacer el curso de guión de cine más complejo que exista...
En fin, lo que más me apena es que no reconozca el trabajo serio y profesional de la gente que nos ganamos dignamente la vida con esto... y no digo "de forma artística", si no dignamente, como un fontanero, un taxista, un empleado del hogar... a los que yo jamás insultaría por su profesión, si no que la tendría en el mayor de los respetos porque sé la dificultad que conyeva (y si no la sé, procuro enterarme).
Un saludo, "Señor Vicente Molina Foix", respetuoso, de uno que sabe lo dura que es la literatura y no la critica por el mero hecho de que haya obras malas.
Fin.
P.D: Ahora si que me he cabreado un poquito.
Aquí tiene "usted" "su" artículo, espero que lo relea con otros ojos.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Haciendo historietas III


Haciendo historietas: Sangre sudor y LÁGRIMAS

Muy buenas noches:
No se preocupen ustedes si aún no se les ha ocurrido una historia que contar. Antes de meternos de lleno en nuestro cómic quisiera que fuesen conscientes de los recursos y habilidades que va a tener que emplear en la confección de su tebeo:
Aquí vemos a Melony aplicándose duramente en la redacción del guión de su cómic. Como ella es especialmente metódica, empleará unos dos meses en documentar toda su historieta y en escribir un guión técnico (más adelante hablaremos de esto). Otros autores, menos meticulosos y más gandules, apenas esbozarán las páginas y así les saldrá lo que les sale.


Melony sabe buscar la documentación necesaria y sabe escribir.
A Melony le gusta dibujar y lo hace con esmero. Empleará aproximadamente 8 horas (una jornada laboral) en dibujar cada página (otros dibujantes, más gandules, lo harán al tresbolillo y la buena de dios y obtendrán una birria, claro). Un album de 48 páginas le implicará 384 horas de dibujo, o lo que es lo mismo 16 días completos o 9´6 semanas laborales de 40 horas.



Lo mismo para el entintado, que Melony hace con paciencia: 384 horas en la mesa de trabajo.



Como a Melony le gustan los tebeos en color, ella misma lo coloreara. Otro tanto.


En total 1152 horas de trabajo en la parte gráfica: 28,8 semanas. Añadiendo la parte de guión tenemos que ha usado unos 9 meses de su vida en hacer el album. Por supuesto, para acortar los tiempos, se puede dividir el trabajo; una persona hace el guión, otra el dibujo, etc.
Melony ha terminado su trabajo y voilà, ya está su tebeo preparado para el ávido lector...


NO. Melony es una autora reconocida y tiene un editor de confianza. Ella le llevará las páginas para que el personal de la editorial las maquete y si es necesario las rotule.

Voilà, ya están los álbumes de Melony dispuestos...


NOO. El editor ha de llevar el trabajo a una imprenta. Allí se imprimen, guillotinan, pliegan y encuadernan.
Voilà, ya tenemos los dibujos de Melony preparados para el disfrute de su legión de admiradores...



NOOO. Los libros deben llevarse a una distribuidora, que en teoría (nótese la ironía) deberá llevarlos desde sus almacenes, con sus camiones y furgonetas, a todas las tiendas de comics del mundo...
Voilà. Ya están las hisotiretas de Melony preparadas para ser leidas.
Veamos como se recompensa (económicamente, claro) es esfuerzo de 9 meses de Melony.
Según mi propia experiencia en "historietas podcast" el vendedor obtendrá un 25-30% del precio de portada (escúchenlo aqui), es decir, de cada ejemplar del tebeo de Melony que se venda, el tendero se quedará ese porcentaje. El distribuidor obtendrá (escuchenlo aquí) entre el 40 y el 60% del precio de portada. El resto queda en manos del editor. Con ese dinero tendrá que pagar a la imprenta, a su plantilla y su propia nómina. Para Melony queda... hagan ustedes la cuenta que a mi me da pena.



Así que la recompensa económica por 9 meses de trabajo será ínfima, mucho menor que el sueldo por hora de un/a empleado/a del hogar.

Además, de esa miserable aportación económica Melony tendrá que pagar la cuota de trabajadores autónomos correspondiente al epígrafe de "creación artística y literaria" mensualmente (alrededor de 250 lerus/mes)). También deberá descontar el 15% de todo lo que gane en concepto de I.R.P.F. La venta de derechos de reproducción no tiene I.V.A., por lo que Melony no tendrá que preocuparse de ese aspecto.

En fin, que antes de embarcarse en la aventura de hacer un tebeo deberán tener en cuenta todo este tinglado.

Un saludo y muchas gracias.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Anábasis 003

Esta entrada la tenía pendiente desde el mes de julio, pero no me dió tiempo a publicarla aquí, sólamente en la licuadora. Con retraso vuelvo al trabajo.

Anábasis: tercera entrega

Esta página ha supuesto para mi un verdadero quebradero de cabeza en cuanto a documentación se refiere. Clearco, el personaje que aparece en la primera viñeta es un exiliado espartano que actua como general de los mercenarios griegos de Ciro. Por ser general me he decantado por dibujarle a caballo, y aquí llegan mis problemas. Apenas he encontrado referencias de caballería espartana, pero, basándome en la ateniense, tendría que haberle dibujado con un casco beocio y una coraza anatómica corta, sin embargo he preferido que llevara el típico casco espartano de tipo pilos y un linothorax. Espero que mis decisiones hayan sido las adecuadas.