miércoles, 10 de febrero de 2010

Anábasis 017


Otra portadilla, a mi pesar.


El hoplita se denominaba así porque su arma más característica era el hoplón (también llamado aspis) o escudo redondo con borde. Este escudo estaba fabricado en madera y bronce y pesaba alrededor de 6,2 kilos. Por muy culturistas que fuesen los trescientos espartanos de Frank Miller, se agotarían si marchasen con el escudo embrazado, de modo que los hoplitas de verdad lo colgaban de la espalda cuando no estaban en combate o, incluso, lo dejaban en los bagajes cuando marchaban por territorio amigo o no se esperaban ataques.


La figura en primer plano es un peltasta tracio (ya tenía ganas de que apareciese alguno), aunque ya contaré más cosas de esta gente más adelante.


Un saludo y gracias por vuestra paciencia.

No hay comentarios: