jueves, 10 de junio de 2010

Anábasis 032


Como siempre boli bic en el metro y el autobús.

Esta página ha sido desesperante por el tema de la documentación: es la primera vez que dibujo un toro, un lobo, un jabalí o un carnero (lo pongo porque no sé si serán reconocibles los bichejos esos). Siempre me ha costado dibujar animales.
Antiguamente era casi obligatorio el derramamiento de sangre para que un pacto quedase sellado ante las divinidades; unas culturas usaban humanos, otras no.
El místico poder de la sangre llega hasta nuestros días como forma de rubrica contractual, aunque en una sociedad eminentemente ágrafa su poder es mayor.
Saludos, amigos.

No hay comentarios: