martes, 29 de junio de 2010

Anábasis 035

Empezamos otro capítulo con los vencedores de todas las batallas.




Otro de los grandes colectivos que seguian a los ejércitos de la antigüedad, además de los no combatientes, era el de los perros, se les podía ver peleando por los desperdicios de los campamentos e inflar sus vientres con los despojos de las batallas antes de que se enterrase a los caídos. También libraban sus propias batallas contra los carroñeros autóctonos.

Desafortunadamente he tenido que dibujar a los animales (este es el cómic en el que más bichos he tenido que dibujar nunca) de memoria y no estoy muy seguro a cerca de la anatomía del buitre ni de la del perro sarnoso, pido disculpas por los posibles errores.

Anábasis 034

Boli bic contra Transporte público.


Pobre historiador contra todopoderoso Holliwood.

El estribo, no os engañeis, aparece alrededor del siglo V DESPUES DE CRISTO, aunque haya unos protoestribos anteriores en India (I o II a.C.) y China (300 d.C.). Desde China algo ya parecido al estribo pasó a los mongoles y las tribus nómadas turcas. Los hunos lo introdujeron en Persia alrededor del IV y de ahí pasó a Europa, aunque la caballería romana no lo adoptó hasta el VI (con el Imperio ya derrumbado).

De este modo un trote cochinero se convertía en algo bastante movedizo, de ahí la hilarante postura de Clearco (para que luego no digais que no hay humor en este cómic). Y asestar un lanzazo o espadazo con fuerza era algo prácticamente imposible debido a que el jinete caería al suelo si lo intentara. Las cargas, estilo Edad Media, son imposibles sin estribos y sillas especiales. Los griegos no solían usar sillas, o usaban una manta de montar para evitar el roce en las partes púdendas o, los más machotes, iban a pelo. Los persas sí que usaban unas sillas especiales, no diseñadas para cargar, si no para proteger las piernas del jinete, que desplazaron poco a poco a los pantalones blindados que se empleaban al principio.

La mayor parte de las veces la caballería (aunque fuera blindada) se limitaba a usar armas arrojadizas, hostigar y perseguir y, se dieron infinidad de casos, a ser meramente una "infantería montada" que se desplazaba al lugar del combate, desmontaba y luchaba a pie.

Los verdaderos elementos de carga de la época son los carros, pero hablaré/escribiré de ellos más adelante.

Gracias por vuestra paciencia.

Anábasis 033

Como siempre boli bic en el transporte público de la comunidad de Madrid... loas, señores.


Ya se han hecho los juramentos, es la hora de trazar planes para la huida.

Una de las cosas más complicadas en la dirección de los ejércitos de la antiguedad (y de los actuales, no nos engañemos) es la logística. Por lo general cuando una ejército marchaba por territorio amigo, los soldados o sus dirigentes comerciaban con los nativos para obtener alimentos. En caso de que la región estuviese deshabitada o fuese hostil se forrajeaba y saqueaba (a este respecto Jenofonte cuenta una anécdota divertida cuando tratan de capturar avestruces para zampárselos, pero por motivos de gandulería no se ha incluido la escena en este cómic). En la próxima página más sobre el tema del abastecimiento.

Muchas gracias por vuestra fidelidad, comentarios y raciones de pulpo a la gallega.

jueves, 10 de junio de 2010

Anábasis 032


Como siempre boli bic en el metro y el autobús.

Esta página ha sido desesperante por el tema de la documentación: es la primera vez que dibujo un toro, un lobo, un jabalí o un carnero (lo pongo porque no sé si serán reconocibles los bichejos esos). Siempre me ha costado dibujar animales.
Antiguamente era casi obligatorio el derramamiento de sangre para que un pacto quedase sellado ante las divinidades; unas culturas usaban humanos, otras no.
El místico poder de la sangre llega hasta nuestros días como forma de rubrica contractual, aunque en una sociedad eminentemente ágrafa su poder es mayor.
Saludos, amigos.

miércoles, 9 de junio de 2010

Anábasis 031

Bueno, en esta página tendría que hablar del orden de marcha y no sé que tostones más, pero como hay otras páginas de marcha más adelante lo dejo para esas, que hoy estoy desganado.


Gracias por vuestra paciencia.